SILENCIOS E IRRUPCIONES: VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIONES EN LA POSTDICTADURA CHILENA

Research output: Chapter in Book/Report/Conference proceedingChapter

Abstract

En el Informe 2014 dimos cuenta de las esperanzas y promesas de avanceen las garantías de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición(derechos y deberes de “justicia transicional”) respecto a las múltiplesy graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante ladictadura cívico-militar chilena entre el golpe de Estado de 1973 y 1990.Expresamos en ese entonces, el deseo de que la construcción de un sólidoy continuado trabajo intersectorial entre las agencias existentes, potenciaralos visibles esfuerzos y compromisos de profesionales, familiares,sobrevivientes y activistas en esta área. Aunque se ha producido un notorioavance en el ritmo del trabajo judicial –con mejoras en receptividada demandas civiles y en proporcionalidad de penas criminales– que ojaláse mantenga, es decepcionante tener que reportar que los demás anhelosquedaron, en buena parte, pendientes, entre el periodo de julio de 2014y junio de 2015, situación que constituye la temática principal del presenteanálisis. La urgente necesidad de una respuesta coherente, sólida yconsistente a los derechos y reivindicaciones de las y los sobrevivientes deprisión política y tortura, se fue postergando hasta que una larga y dañinahuelga de hambre diera una precaria, y lamentablemente pasajera,visibilidad pública al tema. Irrupciones inesperadas de la justicia, en elmes de agosto, junto con el fallecimiento de Manuel Contreras, quizásel más notorio agente represivo chileno, provocaron debates sobre el “secretoValech” y el –así llamado– “pacto de silencio”– pero muchos temasurgentes relacionados quedaron postergados al cuidado de la incipienteSubsecretaria de DDHH. Creemos que las legítimas aspiraciones de familiaresy sobrevivientes, más el interés de un país entero, de ver cumplidasy saldadas las promesas y deudas históricas vinculadas a la violaciónde los DDHH, requiere una solución más pronta y ágil que confíe elcomplejo manejo de deberes en justicia transicional a una sola instanciapermanente, facultada para resolver y actuar en las distintas dimensionesanalizadas a continuación.
LanguageEnglish
Title of host publicationInforme Anual DDHH en Chile 2015
Pages21-73
Publication statusPublished - 2015

Keywords

  • Chile
  • transitional justice
  • 2015

Cite this

@inbook{78b6eb9431c64c3b8142ffc21df6790b,
title = "SILENCIOS E IRRUPCIONES: VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIONES EN LA POSTDICTADURA CHILENA",
abstract = "En el Informe 2014 dimos cuenta de las esperanzas y promesas de avanceen las garant{\'i}as de verdad, justicia, reparaci{\'o}n y garant{\'i}as de no repetici{\'o}n(derechos y deberes de “justicia transicional”) respecto a las m{\'u}ltiplesy graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante ladictadura c{\'i}vico-militar chilena entre el golpe de Estado de 1973 y 1990.Expresamos en ese entonces, el deseo de que la construcci{\'o}n de un s{\'o}lidoy continuado trabajo intersectorial entre las agencias existentes, potenciaralos visibles esfuerzos y compromisos de profesionales, familiares,sobrevivientes y activistas en esta {\'a}rea. Aunque se ha producido un notorioavance en el ritmo del trabajo judicial –con mejoras en receptividada demandas civiles y en proporcionalidad de penas criminales– que ojal{\'a}se mantenga, es decepcionante tener que reportar que los dem{\'a}s anhelosquedaron, en buena parte, pendientes, entre el periodo de julio de 2014y junio de 2015, situaci{\'o}n que constituye la tem{\'a}tica principal del presentean{\'a}lisis. La urgente necesidad de una respuesta coherente, s{\'o}lida yconsistente a los derechos y reivindicaciones de las y los sobrevivientes deprisi{\'o}n pol{\'i}tica y tortura, se fue postergando hasta que una larga y da{\~n}inahuelga de hambre diera una precaria, y lamentablemente pasajera,visibilidad p{\'u}blica al tema. Irrupciones inesperadas de la justicia, en elmes de agosto, junto con el fallecimiento de Manuel Contreras, quiz{\'a}sel m{\'a}s notorio agente represivo chileno, provocaron debates sobre el “secretoValech” y el –as{\'i} llamado– “pacto de silencio”– pero muchos temasurgentes relacionados quedaron postergados al cuidado de la incipienteSubsecretaria de DDHH. Creemos que las leg{\'i}timas aspiraciones de familiaresy sobrevivientes, m{\'a}s el inter{\'e}s de un pa{\'i}s entero, de ver cumplidasy saldadas las promesas y deudas hist{\'o}ricas vinculadas a la violaci{\'o}nde los DDHH, requiere una soluci{\'o}n m{\'a}s pronta y {\'a}gil que conf{\'i}e elcomplejo manejo de deberes en justicia transicional a una sola instanciapermanente, facultada para resolver y actuar en las distintas dimensionesanalizadas a continuaci{\'o}n.",
keywords = "Chile, transitional justice, 2015",
author = "Cath Collins",
year = "2015",
language = "English",
isbn = "tbc",
pages = "21--73",
booktitle = "Informe Anual DDHH en Chile 2015",

}

SILENCIOS E IRRUPCIONES: VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIONES EN LA POSTDICTADURA CHILENA. / Collins, Cath.

Informe Anual DDHH en Chile 2015. 2015. p. 21-73.

Research output: Chapter in Book/Report/Conference proceedingChapter

TY - CHAP

T1 - SILENCIOS E IRRUPCIONES: VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIONES EN LA POSTDICTADURA CHILENA

AU - Collins, Cath

PY - 2015

Y1 - 2015

N2 - En el Informe 2014 dimos cuenta de las esperanzas y promesas de avanceen las garantías de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición(derechos y deberes de “justicia transicional”) respecto a las múltiplesy graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante ladictadura cívico-militar chilena entre el golpe de Estado de 1973 y 1990.Expresamos en ese entonces, el deseo de que la construcción de un sólidoy continuado trabajo intersectorial entre las agencias existentes, potenciaralos visibles esfuerzos y compromisos de profesionales, familiares,sobrevivientes y activistas en esta área. Aunque se ha producido un notorioavance en el ritmo del trabajo judicial –con mejoras en receptividada demandas civiles y en proporcionalidad de penas criminales– que ojaláse mantenga, es decepcionante tener que reportar que los demás anhelosquedaron, en buena parte, pendientes, entre el periodo de julio de 2014y junio de 2015, situación que constituye la temática principal del presenteanálisis. La urgente necesidad de una respuesta coherente, sólida yconsistente a los derechos y reivindicaciones de las y los sobrevivientes deprisión política y tortura, se fue postergando hasta que una larga y dañinahuelga de hambre diera una precaria, y lamentablemente pasajera,visibilidad pública al tema. Irrupciones inesperadas de la justicia, en elmes de agosto, junto con el fallecimiento de Manuel Contreras, quizásel más notorio agente represivo chileno, provocaron debates sobre el “secretoValech” y el –así llamado– “pacto de silencio”– pero muchos temasurgentes relacionados quedaron postergados al cuidado de la incipienteSubsecretaria de DDHH. Creemos que las legítimas aspiraciones de familiaresy sobrevivientes, más el interés de un país entero, de ver cumplidasy saldadas las promesas y deudas históricas vinculadas a la violaciónde los DDHH, requiere una solución más pronta y ágil que confíe elcomplejo manejo de deberes en justicia transicional a una sola instanciapermanente, facultada para resolver y actuar en las distintas dimensionesanalizadas a continuación.

AB - En el Informe 2014 dimos cuenta de las esperanzas y promesas de avanceen las garantías de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición(derechos y deberes de “justicia transicional”) respecto a las múltiplesy graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante ladictadura cívico-militar chilena entre el golpe de Estado de 1973 y 1990.Expresamos en ese entonces, el deseo de que la construcción de un sólidoy continuado trabajo intersectorial entre las agencias existentes, potenciaralos visibles esfuerzos y compromisos de profesionales, familiares,sobrevivientes y activistas en esta área. Aunque se ha producido un notorioavance en el ritmo del trabajo judicial –con mejoras en receptividada demandas civiles y en proporcionalidad de penas criminales– que ojaláse mantenga, es decepcionante tener que reportar que los demás anhelosquedaron, en buena parte, pendientes, entre el periodo de julio de 2014y junio de 2015, situación que constituye la temática principal del presenteanálisis. La urgente necesidad de una respuesta coherente, sólida yconsistente a los derechos y reivindicaciones de las y los sobrevivientes deprisión política y tortura, se fue postergando hasta que una larga y dañinahuelga de hambre diera una precaria, y lamentablemente pasajera,visibilidad pública al tema. Irrupciones inesperadas de la justicia, en elmes de agosto, junto con el fallecimiento de Manuel Contreras, quizásel más notorio agente represivo chileno, provocaron debates sobre el “secretoValech” y el –así llamado– “pacto de silencio”– pero muchos temasurgentes relacionados quedaron postergados al cuidado de la incipienteSubsecretaria de DDHH. Creemos que las legítimas aspiraciones de familiaresy sobrevivientes, más el interés de un país entero, de ver cumplidasy saldadas las promesas y deudas históricas vinculadas a la violaciónde los DDHH, requiere una solución más pronta y ágil que confíe elcomplejo manejo de deberes en justicia transicional a una sola instanciapermanente, facultada para resolver y actuar en las distintas dimensionesanalizadas a continuación.

KW - Chile

KW - transitional justice

KW - 2015

M3 - Chapter

SN - tbc

SP - 21

EP - 73

BT - Informe Anual DDHH en Chile 2015

ER -